Encuesta

¿Es necesario incrementar el nivel de autogestión de los hospitales públicos?:

El 74% de la ciudadanía española opina que el Sistema Nacional de Salud funciona bien o bastante bien

14/04/2011

Un año más los datos del Barómetro Sanitario (2010) muestran que la sanidad pública es una de las prestaciones mejor valoradas por la ciudadanía española. Según este estudio anual realizado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y presentado esta mañana por la ministra Leire Pajín, el 73,88% de la población española encuestada considera que el Sistema Nacional de Salud (SNS) funciona bastante bien o bien, aunque necesite algunos cambios. Tan sólo un 3,51% manifiesta que habría que rehacer por completo el sistema sanitario.

Además, el estudio refleja que, en una escala de puntuación de 1 a 10, la valoración positiva de los ciudadanos y ciudadanas con el sistema sanitario público se sitúa en 6,57 puntos, lo que confirma la paulatina tendencia al alza en los últimos años. En 2005, la puntuación fue de 6,14 puntos.

Según ha explicado la ministra Leire Pajín, “el objetivo fundamental del Barómetro Sanitario es observar y conocer el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud a través de los ojos y la opinión de la ciudadanía. Es una oportunidad de mejora. El conocimiento que se obtiene ayuda a seguir trabajando para mantener en su nivel de calidad los aspectos mejor valorados y para redoblar los esfuerzos encaminados a mejorar aquellos que son menos considerados”.

La ministra ha añadido sobre la función del Barómetro que “se trata de la opinión y valoración de la ciudadanía, la mejor de nuestras herramientas para avanzar en cohesión, equidad y calidad del Sistema Nacional de Salud”.

Preferencia por lo público

La mayoría de los ciudadanos y ciudadanas se manifiesta partidaria del uso del sistema sanitario público frente al privado. Así ocurre en las distintas opciones analizadas por el estudio:

• Consultas de atención primaria (63,86% frente a 29,75%).
• Consultas de médicos especialistas (47,97% frente a 42,94%).
• Urgencias (59,60% frente a 32,99%).
• Hospitalización (58,79% frente a 33,73%).

Además, 3 de cada 10 personas acudieron a un servicio de urgencias en el último año y la mayoría de ellas utilizó los servicios de los hospitales públicos.

El Barómetro también recoge que cuando se pregunta a qué centro acudirían si tuvieran opción de elegir en caso de sufrir una enfermedad grave, 6 de cada 10 ciudadanos y ciudadanas elegirían la atención sanitaria pública, 3 optarían por los servicios asistenciales privados y 1 acudiría indistintamente a unos u otros servicios.

Aspectos más valorados

Para las personas encuestadas, los principales motivos para escoger la red pública de servicios sanitarios serían los medios y la tecnología de los centros, la capacitación de los profesionales sanitarios y la información que reciben sobre sus problemas de salud. Por el contrario, quienes prefieren la sanidad privada lo hacen por la rapidez de su atención y la comodidad de sus instalaciones.

En una escala de 1 a 10, la valoración de los servicios sanitarios es la siguiente:

Atención primaria

1. La cercanía de los centros (7,85).
2. La confianza y seguridad que transmite el colectivo médico (7,54).
3. El trato recibido por el personal sanitario (7,50)

Atención especializada

1. El número de especialidades al que hay acceso (7,47).
2. El equipamiento y los medios tecnológicos (7,40).
3. El trato recibido del personal sanitario (7,20).

Hospitalización

1. El equipamiento y la tecnología de los hospitales (7,76).
2. Los cuidados del personal de enfermería (7,26) y médico (7,24).
3. La información recibida sobre la evolución del problema de salud (7,22).

Entre los aspectos mejor valorados en conjunto, hay que destacar la excelente valoración que hacen las personas encuestadas del trabajo de los profesionales sanitarios. En concreto, el 84,3% confía en la labor de las personas que ejercen la medicina; el 83,4% también manifiesta confianza en la labor del personal de enfermería y el 78,2% en el resto de personal sanitario.

Aspectos mejorables

Entre los aspectos mejorables destacan el tiempo que los médicos especialistas tardan en ver a los pacientes desde que se pide una cita (4,89 sobre 10), el retraso en la entrega de los resultados de las pruebas diagnósticas (4,87) y el tiempo de demora para el ingreso no urgente en el hospital (4,74).

Del mismo modo, las personas encuestadas muestran una valoración desfavorable con las listas de espera, ya que el 49,7% opina que en el último año el problema de las listas de espera sigue igual.

El Barómetro Sanitario 2010 muestra también que la mayoría considera que la sanidad pública es igualitaria y equitativa en sus prestaciones por razón de edad (73,22%), sexo (87,70%) y estatus social (70,87%).

Por otra parte, los ciudadanos y ciudadanas reclaman coordinación a las Comunidades Autónomas a la hora de ofrecer nuevos servicios y el 83,6% considera que deberían ponerse de acuerdo con ese fin.

Los resultados totales y desagregados por Comunidades Autónomas del Barómetro Sanitario 2010 se pueden consultar en la página web del Ministerio de Sanidad y Política Social (www.mspsi.es).

Fuente: MSPSI